USAID
 
 
>Otras Noticias
 
Progama de Becas Frank Fairchild: Dos nuevos profesionales en Guatemala
MINEDUC, USAID e INTEL lanzan portal Skoool en Ki’che’ y Español
Desarrollan primer panel de la Cátedra Benjamín Bloom para la Educación en Guatemala
Capacitación en temas de calidad educativa a nivel municipal
El Ministerio de Educación de Guatemala presentó la Estrategia Nacional para el Desarrollo de Competencias Básicas para la Vida
Entregan materiales informativos sobre experiencias de formación y capacitación docente en Guatemala
- REGRESAR -
 
  Programa Estándares e Investigación Educativa, 13/03/2009

Becarios culminan sus estudios de maestría en educación


Con el objetivo de fortalecer las capacidades técnicas en el país en educación, especialmente en temas de evaluación e investigación educativa, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, a través del Programa Estándares e Investigación Educativa, otorgó en el año 2007, becas “Frank Fairchild” para cursar estudios superiores en educación en la Universidad del Valle de Guatemala. El viernes 13 de marzo, después de un proceso de dos años, el grupo de 8 becados culminó su meta al graduarse de la maestría en Medición, Evaluación e Investigación Educativa.

Los nuevos profesionales son: José Adolfo Santos, Patricia Luz Mazariegos, Velvet Pérez Nisthal, Amílcar Rolando Corzo, Miriam Maribel Glinz, María José del Valle de Pacas, Marco Antonio Saz y Horacio Pellecer.

La beca que ofreció el programa, incluyó el pago de inscripciones, matrículas, así como un estipendio para gastos personales. Además de los beneficios descritos anteriormente, el programa de becas incluyó cursos de capacitación en inglés, lectura rápida, muestreo, regresión múltiple, protocolo y etiqueta, matemática y probabilidades. Asimismo, los becarios realizaron pasantías en diferentes dependencias del Ministerio de Educación y colaboraron en trabajos de campo del Programa Estándares e Investigación Educativa de USAID.

Para los becarios del programa esta intensa experiencia académica, marcó sus vidas profesionales y personales. “Para mí significó afianzar mi vocación de servicio, al confirmar las múltiples necesidades que el sector educativo tiene especialmente en los procesos de evaluación e investigación, y la urgencia de que profesionales comprometidos con el país desarrollen procesos técnicos de calidad”, comentó Miriam Glinz, quien tuvo que dejar hogar y trabajo en Santa Lucía Cotzumalguapa, departamento de Escuintla; y trasladarse a vivir a la ciudad por 2 años, tal como lo exigía la beca.

José Adolfo Santos, oriundo de Santa Rosa, indicó: “Fue una gran oportunidad de superación personal especializarme en una área que siempre me ha gustado; y además, me dieron la oportunidad de integrarme nuevamente al ámbito laboral, ya que por mis impedimentos físicos no hubiera sido contratado para trabajos de ingeniería u otro tipo”. “Mi caso creo que fue especial, porque casi no podía caminar, no podía llevar mi computadora que era de uso constante y además sufría de constantes dolores”. A pesar de estos retos personales que venían a sumarse a los que requería la beca, José Adolfo logró terminar con éxito la maestría.

Para Velvet Pérez, la beca significó: “Alcanzar una gran visión de la realidad educativa nacional e internacional, para ser agentes de cambio en nuestro contexto”. Además, subrayó: “Durante este tiempo desarrollamos destrezas, habilidades y competencias que serán evidentes en el ámbito donde nos desempeñemos. Creo que en el corazón de cada uno está el devolver al país y específicamente, al sistema educativo, todo lo que hemos recibido”.

Y muchos de ellos ya lo están haciendo. Se han incorporado a trabajar en el Ministerio de Educación de Guatemala, donde contribuyen con sus conocimientos y experiencias en la formación de políticas que ayudarán a suplir las múltiples necesidades del sistema educativo nacional.

 
Regresar

 

Copyright © 2008 Juarez Associates. Derechos Reservados